Usted Esta Aqui:

El negocio de los perdedores

Mientras entrenadores con trayectoria y reconocimiento logran generar nuevos talentos aspirantes a títulos mundiales, otro sector se dedica a reclutar jóvenes con poca preparación y cualidades. Su objetivo no es encontrar talento para perfeccionarlo, sino usarlos como "carne de cañón" en funciones de boxeo a las que van perder y donde cobran, aveces, menos del 30% de la bolsa que genera su trabajo, el otro 70% se queda en el camino, en mano de promotores y entrenadores fraudulentos que han hecho un gran negocio de la derrota.

A sus 75 años, Ignacio beristáin es un entrenador al que le ha tocado ver el boxeo por arriba y por abajo de la mesa, poco le pueden contar, vivió la gloria y el infierno en este deporte desde hace muchos años y tras una vida de altas y bajas su voz carece de censura, habla lo que quiere, como quiere y cuando le da la gana.

Tocó un tema que parece claro, el negocio de la derrota asciende como un virus que no solamente genera malos combates, sino que además es causante de tragedias en las que jóvenes boxeadores pierden la vida arriba del ring.

-Por desgracia este medio está lleno de gente que se aprovecha del interés legítimo de cientos de jóvenes que quieren iniciar una carrera en el boxeo. Los chicos llegan a entrenar porque tienen hambre de triunfo, porque vieron que muchos de sus ídolos salieron de la nada a tenerlo todo.

En mi gimnasio hay por lo menos treinta niños, unos con más condiciones que otros, pero vienen a divertirse y a hacer ejercicio. Cuando crecen, cuando son jóvenes, algunos con cualidades se quedan y otros se van porque la necesidad de llevar alimento a sus casas es apremiante y eventualmente consiguen un trabajo. La criba es fuerte, de cien chicos te aseguro que quizá uno se queda para intentar hacer algo en el profesionalismo y nadie puede asegurarles que van a tener éxito, sólo ellos mismos con trabajo y determinación.

Me entristece ven que muchos seudo promotores y seudo entrenadores se dan a la tarea de aprovecharse de la necesidad económiva de muchos jóvenes, les prometen peleas en Estados Unidos y bolsas a las que aquí no pueden aspirar, regularmente los chicos acceden sin estar bien preparados y pelean aquí (en México) o del otro lado (Estados Unidos) contra peleadores "bien cuidados" a los que se les ayuda para hacer record y sumar victorias. Lamentablemente los perdedores terminan recibiendo aveces menos de la mitad de lo que se les prometió, la otra mitad se la reparten por debajo del agua  y al chico le dicen que es todo lo que se le puede pagar.

He trabajado para generar campeones del mundo y por fortuna lo he logrado, me duele la situación de muchos jóvenes que entran en este deporte y son estafados, debería exitir una entidad que regule y sancione estos abusos.

 

VIDEO NOTICIAS

PATROCINA ROUNDCERO.COM

PATROCINADORES

Twitter