Usted Esta Aqui:

Gilberto "Zurdo" Ramírez, el hijo pródigo de Mazatlán

Apenas tiene 24 años de edad, pero Gilberto Ramírez es hoy uno de los predilectos de la promotora de boxeo más importante del mundo, Top Rank.  Una de las principales virtudes de este joven boxeador mazatleco, es justamente la guardia zurda que le dio su apodo, pero Gilberto tiene poder en ambas manos y un corazón suficientemente grande para convertirse muy pronto en campeón del mundo. 

En una época en la que México ve a sus grandes campeones mundiales al borde del retiro o gozando de él, Ramírez levanta la mano, quiere ser un nuevo ídolo y forjar su propia historia.

El espíritu de Gilberto "Zurdo" Ramírez es igual que el de la ciudad de Mazatlán, Sinaloa, el sitio que lo vio nacer el 19 de junio de 19991, nunca descansa, le gusta que su día esté lleno de emociones y encontró desde muy joven la pasión por el deporte y después por el boxeo.  A simple vista, Gilberto es un chico serio, reservado, tranquilo, pero arriba del ring su transformación es absoluta, de ahí que "Zurdo" Ramírez tenga en su record un total de 32 victorias, su carrera no conoce la derrota o el empate.

Alguna vez sonó como posible rival de uno de los boxeadores más populares de México, el también sinaloense, Julio César Chávez Jr, pero las negociaciones jamás comenzaron, Gilberto Ramírez ha buscado abrirse camino sin tener que enfrentar a los grandes nombres, es un boxeador atípico, pues mientras la mayoría de los pugilistas mexicanos que han logrado destacar en este deporte pertenecen a categorías de peso mínimo a súper pluma, Gilberto es un súper mediano natural, lo que hace también que los rivales próximos a los que enfrente para coronar su sueño de convertirse en campeón son extremadamente peligrosos.

Gilberto "Zurdo" Ramírez debutó el 21 de agosto del 2009, en seis años, veintinueve de sus oponentes fueron mexicanos, los otros tres  que probaron al derrota a manos del "Zurdo" son norteamericanos, Maxim Blaslow, Derek Edwards y Gevorg Khatchikian.

Ramírez encontró eco para cumplir sus sueños de la mano de su entrenador Jesús Zápari, un experimentado promotor que sabe que Gilberto sigue siendo un diamante en proceso de pulir, pues aunque Gilberto es un peleador de buenas condiciones, su juventud le permite seguir aprendiendo, y él lo sabe.

"Zurdo" es también atípico en su comportamiento fuera del cuadrilátero, es un chico completamente sano, dedicado y entregado al deporte, pues sabe que en boxeo, aún las carreras más grandes son demasiado cortas, Gilberto quiere llegar, pero sabe que también tendrá que mantenerse en la cima tan pronto consiga su primer objetivo.

Durante su preparación antes de una pelea, Gilberto se muda a la casa de su entrenador, precisamente para encontrar un espacio completamente libre de distracciones, su carrera comenzó en Mazatlán y también sus entrenamientos, pero a medida que va creciendo, las exigencias son mayores, por eso, el equipo del "Zurdo" encuentra también refugio en las montañas de Big Bear, California, un sitio en el que se aíslan durante semanas completas, el aire puro y frio de las montañas, permiten que Gilberto consiga una resistencia física inmejorable, lo que asegura un poco más terminar cada combate con la mano en alto.

Jesús Zápari: - Gilberto tiene una dieta sumamente rigurosa antes de cada pelea, parte de nuestro trabajo consiste en cuidar que esa dieta se cumpla, el sacrificio que todos los boxeadores tienen antes de un combate es grande, pero cuando llega el momento de pelear, y Gilberto termina demostrando que es el mejor, es cuando entendemos que todo valió la pena, y que no hay gloria sin sacrificio, ni en el boxeo, ni en la vida.-

Jesús Zápari y Gilberto son ya una familia, su entrenador lo considera otro de sus hijos, por eso, más allá de aconsejarlo sobre temas que tienen que ver con su desempeño profesional, Zápari influye en la vida personal de Gilberto Ramírez.     La vida de los jóvenes boxedores no es la de cualquier chico "normal", son atletas de alto rendimiento, y como tal, viven, lejos de fiestas, con muy pocas diversiones y mucho tiempo lejos de sus familiares.

Zápari Boxing, la promotora fundada por Jesús Zápari, tiene una gran responsabilidad al entrenar y guiar el destino de un chico como Gilberto "Zurdo" Ramírez, es fácil encontrar información y videos en la red sobre éste joven pugilista, la promotora sabe que la difusión de la imagen del "Zurdo" y su popularidad, son también base del éxito, hay muchos peleadores que aún siendo campeones mundiales, no logran conectar en el gusto de la gente, Gilberto no es uno de ellos.

Siempre sonriente, carismático y entregado al deporte, pero con un largo camino y mucho por demostrar, Ramírez es uno de los hijos pródigos que ha dado el estado de Sinaloa, cuna de algunos de los mejores boxeadores en la historia de México.

Aún, sin fecha o sede para su próximo combate, Gilberto Ramírez se mantiene activo, corriendo en las playas de su querido Mazatlán, boxeando casi a diario para mantener su velocidad y golpeo, y con la mente fija en cumplimiento de su próximo sueño, conseguir en campeonato mundial en peso súper mediano de alguno de los principales organismos mundiales de boxeo.

 

VIDEO NOTICIAS

PATROCINA ROUNDCERO.COM

PATROCINADORES

Twitter